Conviértete en el rey de la barbacoa con nuestros consejos

Recomendaciones para camioneros y transportistas
mayo 11, 2017
piscina los manjares el palmeral
Claves y consejos para la limpieza de tu piscina
agosto 9, 2017

Conviértete en el rey de la barbacoa con nuestros consejos

barbacoa

Muchos de los clientes que nos visitan coinciden en que uno de los puntos fuertes de nuestro negocio es el asador de carne. Con nuestra enorme parrilla, nuestras carnes de calidad y nuestras brasas hechas de leña de encina pocos pueden competir. ¡Los que prueban siempre repiten! Todo gracias a nuestros cocineros, que conocen todos los secretos de la carne a la brasa. Por eso hoy queremos compartir su sabiduría con todos vosotros, para que podáis convertiros en los reyes de la barbacoa, impresionando a familias y amigos.

Lo primero que hay que tener claro en una barbacoa es el número de personas que asistirán a ella. La planificación es primordial, y aunque parezca algo demasiado obvio, muchos fallan en este punto. El cual, desde nuestro punto de vista, es el más importante. ¡Tus comensales no se pueden ir hambrientos! Calcular las bebidas, el pan y, sobre todo, la carne por persona es algo que no debes tomártelo a la ligera. Recomendamos aproximadamente 300-350 gramos de carne por persona.

Otro aspecto fundamental para una barbacoa exitosa es el de las brasas, las cuales tienen que estar perfectas. De las brasas dependerá lo buena que esté la comida y lo rápido que se haga. Es cierto que la paciencia es un ingrediente fundamental en una barbacoa pero tampoco vamos a un evento de este tipo a esperar. Las brasas necesitan su tiempo para estar operativas, pero una vez conseguidas, la gestión de las mismas debe ser eficiente. Las brasas las podemos hacer a partir de carbón, que probablemente sea el elemento más sencillo de usar. Aunque nosotros recomendamos leña de encina, la cual usamos en Hotel Asador Los Manjares.

Llegamos ahora al momento de colocar las piezas de carne en la parrilla. Es importante recordar que una vez colocadas, la carne no debe ser manipulada. Es decir, en las barbacoas es un error muy común cambiar de posición constantemente o darle la vuelta varias veces a la carne. Error. Según se coloca la carne, se debe dejar reposar hasta que esté hecha por una cara, para posteriormente darle la vuelta y dejar que se haga por la otra. Así de sencillo. Las piezas de carne que queramos hacer primero deberán situarse en el centro, mientas que las que estén en la cola de cocina pueden esperar en los laterales de la parrilla.

Por último, llega el momento más esperado de la barbacoa, el reparto de la carne. Nada más sacarla de la parrilla debemos aplicar la sal, nunca antes de cocinarla. Y tener a mano dos o tres platos grandes en los que debes depositar la carne troceada, para que todos los invitados puedan probar bocado. Evitando así que no haya nadie comiendo un buen trozo de carne mientras otros esperan hambrientos. El resto es historia. Una vez roto el hielo y haber servido 3 o 4 platos de picoteo se reparten los chuletones y a disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies